martes, 24 de junio de 2014

Filetes Rusos de Jamón y Queso



Hoy hemos preparado unos filetes rusos de Jamón y queso, receta de Karlos Arguiñano, sólo hemos adaptado un poco las cantidades y añadido zumo de limón. Quedan muy jugosos y están riquísimos. Además a los niños les suelen gustar mucho.




Ingredientes


500 g de carne picada

100 g de jamón york

150 g de jamón serrano

150 g de queso

1 huevo

1 cebolla ó 2 cebolletas

3 dientes de ajo

El zumo de 1 limón

Nuez moscada

Harina

Huevo batido

Aceite virgen extra

Sal  

Pimienta

Perejil



Elaboración


Picamos 2 dientes de ajo y los doramos un poco en una sartén con un poco de aceite de oliva. Añadimos a la sartén la cebolla finamente picada y lo movemos con una espátula hasta que se dore.


Ponemos la carne en un recipiente grande junto con la cebolla y el ajo que hemos dorado, perejil picado, el jamón cocido, el jamón serrano y el queso cortado en daditos ,el huevo y el zumo de limón. Echamos un poco de nuez moscada y salpimentamos. Amasamos todos los ingredientes hasta que quede homogéneo.


Se van cogiendo porciones de carne del tamaño que más nos guste, y damos forma a los filetes. Los pasamos por harina y luego por huevo batido.


Aplastamos con un cuchillo el diente de ajo que nos queda  lo ponemos a freír en una sartén con aceite de oliva. Cuando el ajo se dore, lo sacamos y freímos los filetes rusos unos 2 ó 3 minutos aproximadamente por cada lado, en función del tamaño del filete.



miércoles, 20 de noviembre de 2013

Tostada de Chocolate templado con Aceite de Oliva y sal

Una merienda de lo más simple y delicioso que nos recuerda que el placer está en los pequeños detalles.

Un buen pan, un excelente chocolate Clavileño extrafino puro, para los amantes del sabor intenso a chocolate, Aceite de Oliva Virgen arbequina, ya que es una variedad con un punto afrutado que le va de maravilla al chocolate negro y un poco de sal en escamas.



Ingredientes

Pan.
Chocolate negro extrafino puro Chocolates Clavileño.
Aceite de Oliva Virgen extra arbequina.
Sal en escamas.

Elaboración

Cortamos rebanadas de pan de unos 6 ó 7 mm de grosor. Si queremos que las rebanadas de pan estén un poco más crujientes las podemos tostar primero.

Colocamos encima de cada rebanada unas onzas de chocolate.

Las calentamos en un plato en el microondas unos 45 segundos a potencia más bien alta. Lo mejor es ponerlo en el microondas 30 segundos y comprobar si ya está comenzando a derretirse y si el chocolate aun está más bien entero lo dejamos otros 15 segundos más en el microondas.

Echamos en cada rebanada un pequeño hilito de aceite de oliva virgen extra ( en nuestro caso de la variedad arbequina) y añadimos unas escamas de sal por encima.







Queremos agradecer a Chocolates Clavileño su colaboración con el blog. Para nosotros ha sido todo un placer ya que es un chocolate que desde que lo descubrimos hace varios años, nunca falta en casa.

Además no os podéis perder la variedad de sabores que tienen, entre sus novedades están un chocolate con leche y choco disk y otro chocolate con trozos de galleta, ambos son toda una delicia para los más golosos de la casa.




Hablar de Clavileño es hacerlo de la historia de una familia y de un sueño convertido en realidad a base del trabajo bien hecho de varias generaciones.


Hace más de 130 años…

En la localidad alicantina de Villajoyosa, Jaume “Martí” decidió dedicar su vida a la elaboración artesanal del chocolate. Sólo era el comienzo de una tradición que acompañaría a la familia hasta nuestros días.

Fue su hijo Félix el que, en 1914, continuó con el oficio de su padre, trabajando el chocolate durante varias décadas, perfeccionando sus métodos y técnicas, y estableciendo una tradición que pasaba de generación a generación.

En 1952 los hijos de Félix, Jaime y Pedro, prosiguieron con la elaboración artesanal que heredaron de su abuelo, respetando su técnica tradicional.

En carros de caballería

Transportaban las cajas de maderas en las que iba empaquetado el chocolate en saquetas de tela. Llegaban a los pueblos de La Mancha y los repartían personalmente en los domicilios particulares. El proceso se agilizó gracias a la llegada del ferrocarril. Era una venta personal, pero muy laboriosa.

Con el nombre del caballo volador de Don Quijote…

Fue bautizado el chocolate en 1960, Clavileño. El nombre expresa el poder y la universalidad de este apreciado alimento, tal y como sucede con el entrañable personaje creado por Cervantes.


La cuarta generación…

Actualmente ha convertido esta tradición familiar en una próspera industria de alimentación: La empresa Hermanos López Lloret, S.A., fabricante y comercializadora de los productos "Chocolates Clavileño".

Los productos que antes se distribuían con carretas y personalmente, ahora lo hacen con canales de comercialización y en algunos casos mediante agencias, llegando a todo el territorio español. Nunca se descuida la calidad del producto y el esmerado servicio a nuestros clientes que son emblemas de nuestra conocida marca.

martes, 10 de septiembre de 2013

Redondo a la cerveza con patatas mini

Un guiso con un sabor delicioso aportado por la cebolla caramelizada junto con la salsa a la cerveza y la mantequilla con la que doramos las patatas.



La receta es del libro Quedar bien sin complicarte la vida (Editorial Planeta).



Ingredientes

800 g de redondo.   
2 cebollas.
50 g de azúcar.
3/4 de lata de cerveza.
250 g de patatas mini cocidas.
50 g de perejil.
50 g de mantequilla,
Harina.
Aceite de Oliva.
Sal y Pimienta.


Elaboración


Salpimentar el redondo y pasarlo por harina.


En una cazuela con aceite, doramos bien el redondo por todas sus caras. Retiramos y reservamos.


En la misma cazuela, doramos la cebolla cortada en juliana más ó menos veinte minutos a fuego lento.


Una vez dorada la cebolla, incorporamos de nuevo el redondo con los jugos que ha soltado y cubrimos con cerveza.


Cocemos a fuego suave unos 45 minutos (si hacemos más cantidad de carne, tendríamos que cocerlo una hora ó algo más de tiempo), hasta que la carne este tierna.


Mientras de cuece, vamos dorando las patatas en una sartén con mantequilla unos 25 ó 30 minutos a fuego suave, sazonándolas con sal, pimienta y perejil picado.


Transcurridos los 40 minutos, sacamos la carne y añadimos el azúcar a la cebolla, dejándola quince minutos más mientras removemos, para que se termine de hacer.


Cortamos el redondo en rodajas finas y las disponemos en un plato, con la salsa por encima y las patatas como acompañamiento.




lunes, 9 de septiembre de 2013

Toad in the hole

Un nombre muy original (sapo en el agujero) el de esta receta tradicional británica. Es similar al pudding de Yorkshire pero relleno de salchichas. 



Normalmente se acompaña de verduras, salsa de cebolla ó puré de patatas.

Parece ser que es un plato que en su origen se preparaba con trozos de carne y que ha ido evolucionando hasta su elaboración actual con salchichas.

Lo hemos elaborado según la receta del Libro de El libro de Cocina (Editorial Blume).


Fuente: El libro de cocina.
Editorial: Blume.

Ingredientes

125 g de harina.
Una pizca de sal.
Pimienta (opcional).

Tomillo (opcional).
2 huevos.
300 ml de leche.
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
Salchichas gruesas.

Elaboración

Lo primero que tenemos que hacer es preparar la masa, y se puede hacer hasta 24 horas antes manteniéndola en el frigorífico y batiéndola brevemente antes de hornear.

Para hacer la masa, ponemos la harina en un cuenco junto con la sal y pimienta y hacemos un hueco en el centro. Añadimos los huevos previamente batidos con un poco de la leche y se bate hasta obtener una masa homogénea. Dejamos reposar en el frigorífico un mínimo de 30 minutos. Nosotros lo dejamos reposando unas 2 horas.

Precalentamos el horno a 220ºC.  En una fuente poco honda echamos las dos cucharadas de aceite y las salchichas y las dejamos hornear unos 10 minutos hasta que se doren y la salsa esté con bastante temperatura.

Bajamos la temperatura del horno a 220ºC y vertemos la masa con cuidado alrededor de las salchichas y opcionalmente podemos espolvorear un poco de tomillo, volvemos a introducir la fuente en el horno unos 30 ó 35 minutos hasta que la masa suba, se dore y esté crujiente.

Servir preferiblemente recién sacado del horno.