jueves, 1 de marzo de 2012

Buñuelos de Viento


Hoy hemos elaborado uno de los postres más clásicos, los buñuelos de viento, que suelen ser típicos del día de todos los santos y también en fechas como la pascua y la cuaresma. Es un postre muy sencillo de elaborar y su sabor es estupendo.


Ingredientes:


Cantidades para 20 buñuelos aproximadamente.


75 gr de Harina.
2 Huevos.
100 gr de Leche.
50 gr de Agua.
25 gr de Azúcar(Azucarera).
Canela.
25 gr de Mantequilla.
Una Pizca de Sal.
½ sobre Levadura.
Una Cucharada de Brandy.
La piel de un Limón.
Aceite de Oliva Hojiblanca.

Elaboración:

En una cazuela ponemos la leche, el agua, la mantequilla, el azúcar, la sal, la piel de limón y el brandy ó coñac. Lo ponemos a fuego medio hasta que comience a hervir. Hay que estar atentos porque al ser poco cantidad hierve enseguida. Una vez que se ha puesto a hervir, retiramos la cascara de limón y sin apartar la cazuela del fuego echamos toda la harina de una sola vez y le damos vueltas con una espátula de madera hasta que la masa se separe de las paredes de la cazuela y se quede pegada en la espátula. Lo retiramos del fuego y lo dejamos enfriar unos minutos.

Añadimos el primer huevo a la masa y le damos vueltas hasta que se quede completamente integrado con la masa. Cuando la masa haya absorbido el huevo añadimos el otro y volvemos a dar vueltas con la espátula hasta que lo absorba quedando una masa de apariencia brillante. Agregamos medio sobre de levadura y volvemos a dar vueltas para que quede bien repartida.

Ponemos al fuego una sartén con abundante aceite no muy caliente y vamos dando forma a los buñuelos con dos cucharas y los vamos friendo de pocos en pocos para que no se junten en la sartén. Los buñuelos van aumentando de tamaño en la sartén y se van dando la vuelta ellos solos tendiendo a acercarse a la parte central de la sartén. Si no se te dan la vuelta solos, los puedes dar la vuelta con la ayuda de una espátula. Cuando hayan adquirido un color dorado los vamos sacando de la sartén y los ponemos en un plato con un papel absorbente para quitarles el exceso de aceite y los dejamos templar.

Luego los pasamos por un plato con azúcar y canela para espolvorearlos y ya están listos. Los buñuelos se pueden comer tanto templados como fríos. También es frecuente rellenarlos con crema pastelera ó nata montada. 



4 comentarios:

  1. Tengo unas ganas de hacer buñuelos.....tomo nota de la receta !un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En casa nos gustan mucho. Ya nos contarás si te han gustado.

      Un beso.

      Eliminar
  2. aue ricos, me encantan todos los dulces de masa frita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana, que ilusión, nos gusta mucho tu blog y tus libros.

      A nosotros también nos encantan este tipo de dulces fritos, quedan tan ricos.

      Un beso.

      Eliminar

Bienvenidos a nuestro blog de recetas Vino y Miel.

Nos encanta que os paséis por el blog y leer vuestros comentarios, nos hacen mucha ilusión.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...