miércoles, 20 de junio de 2018

Palmeritas de hojaldre


Si hay una receta sencilla para preparar un dulce en cuestión de minutos, esta es la de las palmeritas de hojaldre caseras. Y por si fuera poco, sólo necesitamos dos ingredientes y estos son muy comunes.  Incluso si tenemos niños, les podemos pedir que nos ayuden y seguro que se vuelven locos esparciendo el azúcar y pasando el rodillo por encima. 

Así que no hay excusa, si te gusta el hojaldre y quieres darte un capricho sin complicarte demasiado, esta es tu receta.

Ingredientes

Una lámina de hojaldre
Azúcar blanquilla
Azúcar avainillado (opcional)

Elaboración

Sacamos la lámina de hojaldre de la nevera unos 20 minutos antes de preparar las palmeritas.

Desenrollamos la lámina de hojaldre y la dejamos sobre el propio papel vegetal en el que viene. Dejamos los lados más largos del hojaldre en vertical.


Si queremos que las palmeritas tengan un toque de vainilla, podemos mezclar el azúcar blanquilla con el azúcar avainillado.

Espolvoreamos azúcar con alegría.
 

Y pasamos suavemente el rodillo para que el azúcar se adhiera a la masa pero sin aplastarse en exceso.


Plegamos la masa de hojaldre de tal modo que llevemos cada extremo de la mista hasta el centro. Espolvoreamos más azúcar y volver a pasar el rodillo de forma suave.


Volvemos a plegar la masa volviendo a llevar los extremos al centro. Repetimos el proceso de espolvorear azúcar y pasar rodillo.


Y por último una vez más plegamos la masa, espolvoreamos azúcar y pasamos el rodillo.

Damos un poco de forma al rulo que hemos formado.


Cortamos el rulo en porciones de aproximadamente un centímetro de grosor.

Las aplastamos un poco con la ayuda de un cuchillo de hoja ancha.

Precalentamos el horno a 220ºC unos 10 minutos.

Mientras vamos disponiendo las palmeritas sobre la hoja de papel vegetal en una bandeja de horno, dejando separación entre las palmeras ya que dentro del horno la masa va a crecer un poco.


Horneamos las palmeritas a 200ºC unos 10 minutos con calor arriba y abajo.  Al cabo de esos 10 minutos, abrimos el horno y damos la vuelta a las palmeritas para que se doren también por su otro lado. Cerramos el horno y continuamos horneando unos 5 minutos más, hasta que veamos que han adquirido su característico tono dorado.

Las sacamos del horno, dejamos enfriar y a disfrutar.




Booking.com

martes, 12 de junio de 2018

Helado de fresa con yogur y mascarpone (con y sin heladera)


Si queremos preparar un delicioso helado casero de fresas y no tenemos heladera no hay ningún problema. Es muy sencillo de preparar y además con ingredientes naturales, al contrario qué la mayoría de helados envasados.

El resultado es un helado muy cremoso con todo el sabor de las fresas.

Ingredientes

450 g. de fresas
500 ml de yogur griego
7 cucharadas de leche condensada
2 cucharadas de miel
200 ml de nata para montar 35% MG
125 ml de queso mascarpone

Elaboración

Lavar y secar las fresas. Las quitamos el pedúnculo y las partimos en cuartos.

Trituramos las fresas con una batidora. Si preferimos que no se noten las semillas de las fresas podemos pasar el puré de fresas por un colador, pero este paso es completamente opcional.

Si queremos que se noten los trocitos de fresa nos podemos reservar unas 7 fresas y las partimos con un cuchillo trozos pequeñitos y las incorporaríamos a la mezcla antes de echar la nata.

En un cuenco amplio ponemos los yogures, el queso crema, y la leche condensada. Batimos bien. 

Incorporamos el puré de fresas y mezclamos con la ayuda de una espátula de silicona. Si vamos a poner algún trocito pequeñito de fresas, este es el momento.

Batimos la nata que previamente habrá estado refrigerada y la montamos.

Incorporamos la nata poco a poco en la preparación anterior. Mezclamos con la espátula hasta que quede una mezcla uniforme. Si tenemos suficiente tiempo es aconsejable dejar esta mezcla en el frigorífico unas 4 ó 5 horas, pero tampoco es imprescible.

Para hacer el helado sin heladera

Echamos la mezcla anterior en un recipiente apto para congelar preferiblemente con tapa, si no tiene tapa le ponemos un film trasparente bien pegado a la superficie del helado. Ponemos el recipiente en el congelador.

Pasadas 3 horas lo sacamos del congelador y con una batidora lo batimos bien mezclando la parte que ya está congelada con la que aun no lo está. Lo volvemos a poner en el congelador y a las dos horas repetimos el proceso. Y por último lo dejamos congelar otras dos horas más y volvemos a batir. Ahora ya sí que lo dejamos congelar un mínimo de 6 horas y cuando esté listo lo sacamos unos 10 minutos antes de la hora a la que vayamos a tomarlo para poder formar las bolas de helado con mayor facilidad. 

Para hacer el helado con heladera

Únicamente echamos la mezcla anterior en la heladera y dejamos que se haga siguiendo las indicaciones de cada heladera.

Cuando el helado ya esté mantecado,
si no lo vamos a tomar pronto, echamos la crema en un recipiente apto para congelar y lo dejamos en el congelador.

Si la heladera no tiene compresor tendríamos que tener la cubeta entre 12 y 24 horas antes en el congelador, según las indicaciones de cada heladera.





Si por el contrario tenemos una heladera con compresor no necesitamos haber tenido la cubeta en el congelador y podemos hacer el helado directamente echando la mezcla en la heladera y siguiendo sus indicaciones.



Cuando el helado ya esté mantecado, echamos la crema en un recipiente apto para congelar y lo dejamos en el congelador un mínimo de 6 horas para que adquiera una mejor consistencia.





Booking.com

martes, 5 de junio de 2018

Puré depurativo


Hoy hemos preparado un puré con propiedades depurativas debido a sus ingredientes y que realmente ayuda a eliminar líquidos y a controlar un poco la dieta después de algún exceso.

Ingredientes

1Kg de repollo (col)
3 cebollas
2 pimientos verdes ó rojos
1 rama de apio
 1 bote de 400 g de tomate triturado
1 pastilla de caldo de verduras
1,2 litros de agua
Sal y pimienta
Comino molido (opcional)

Elaboración

Limpiamos y troceamos las verduras. 

Ponemos las verduras en una olla junto con 1 litro de agua.

Añadimos la pastilla de caldo, salpimentamos y opcionalmente podemos añadir alguna especia a nuestro gusto, por ejemplo una pizca de comino molido.

Dejamos cocer y cuando las verduras están tiernas lo retiramos del fuego. Si lo cocinamos en olla WMF, pondríamos la olla al fuego a temperatura alta (en mi caso 9 de 9) y cuando se vean los dos primeros anillos de la olla, bajamos el fuego (5 de 9) y lo dejamos cocer unos 10 minutos. Retiramos la olla del fuego y la dejamos reposar mientras poco a poco van bajando los aros. Cuando ya han bajado del todo, podemos abrir la olla y triturar el puré.




Batimos con una batidora y listo.

Con estas cantidades salen unos 2400 ml de puré así que viene perfecto para congelarlo y así tenerlo listo para el resto del mes.






Booking.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...